¿Van a desaparecer las cookies en 2023?

¿VAN A DESAPARECER LAS COOKIES EN 2023?

¿Van a desaparecer las cookies en 2023? Prisma Imagen y Diseño

A principios de 2020, y sin saber que en un par de meses el mundo se pondría patas arriba por la pandemia de COVID19, Google anunciaba su intención de hacer desaparecer las cookies de terceros. Ante esta incertidumbre, inesperada por el sector de la publicidad, solo había un pensamiento, ¿Qué ocurrirá ahora? ¿Cómo será la forma de entender las campañas online sin cookies?

¿Van a desaparecer las cookies en 2023?

Las cookies son pequeños archivos digitales que se quedan guardados en nuestros dispositivos siempre que accedemos a un sitio web. Podríamos decir que prácticamente desde que internet apareció, las cookies están entre nosotros. Pueden tener fines publicitarios, técnicos o analíticos.

Es importante conocer los tipos de cookies que existen, según su uso y su procedencia. En primer lugar, las cookies originales o de primeros, son las que envía el propio dominio para ofrecer una fácil navegación y futuras visitas. Por otro lado, las cookies de terceros son las que se generan por proveedores ajenos a la página en la que se está navegando, y las que han impulsado como la espuma la economía digital.

Gracias a estas últimas, las empresas pueden acceder y guardar información sobre nosotros. Como nuestra edad, IP, el dispositivo desde el que accedemos, dónde hacemos clic… Estos datos permiten realizar un análisis de quién entra en una web y por qué lo hace. ¿El objetivo? Realizar publicidad dirigida o personalizada.

Es cierto que otras grandes compañías tecnológicas como Apple han tomado cartas en el asunto de los datos. La última actualización de IOS facilita al usuario poder decidir de forma excepcional si las aplicaciones que se instalan pueden o no recopilar datos con fines publicitarios.

Otros navegadores de Mozilla y Apple, ya comenzaron hace tiempo con actualizaciones anti rastreo.

Está claro que los límites de la privacidad en los medios sociales generan dudas entre los usuarios. Para muchos, acceder a una web y tener que aceptar las cookies por obligación genera desconfianza e incertidumbre. No saben qué datos van a ver ni para que los van a utilizar. Sin embargo, las cookies de terceros facilitan y mucho, la navegación y el acceso a algunas páginas. El navegador reconoce las credenciales automáticamente y no hay que introducirlas constantemente.

Son una herramienta fundamental para la publicidad. Las campañas realizadas por miles de empresas se personalizan y detallan gracias a la información recopilada por dichas cookies. Al eliminarlas del navegador más extendido del mundo como es Chrome, el mercado daría un giro de 360º. Actualmente, cuenta con el 64% de cuota de mercado.

Desde que Google anunció que las cookies de terceros tenían los días contados, son muchos los profesionales y empresas del marketing online que han comenzado a especular. ¿Qué alternativas ofrecerá el gigante para compensar a los anunciantes por la falta de información? ¿Afectará tanto a la publicidad y experiencia de los usuarios? No nos alarmemos. Hasta ahora, lo que sabemos es que se tratará más bien de un cambio en la forma de actuación.

En búsqueda de una alternativa

La apuesta de Google para llenar el vacío que dejarán las famosas cookies, ya es conocido como Privacy Sandbox. Con esta nueva iniciativa, pretende crear un ecosistemos próspero y respetuoso con los usuarios. Su elemento estrella es FLoC (Federated Learning of Cohorts). Su sistema se basa en realizar agrupaciones anónimas sin conocer en ningún momento la identidad del usuario. El resultado buscado, es una fórmula válida para que todas las empresas puedan seguir dirigiendo su publicidad mientras el usuario mantiene en todo momento su privacidad.

Eliminación de cookies en dos etapas

En el calendario previsto pro Google, nos encontramos dos etapas de ajuste que harán que su navegador deje de dar soporte a las cookies.

Fase 1

Comenzará a mediados/finales de 2022. Después de terminar los ensayos, se iniciará esta fase en  la que los desarrolladores, editores y el sector publicitario tendrá un tiempo determinado para migrar sus servicios. Se calcula que esta etapa tendrá una duración de unos nueve meses.

Fase 2

Comenzará a finales de 2023. El navegador Chrome empezará a eliminar gradualmente las cookies de terceros en un periodo de tres meses. El objetivo es la eliminación total para finales de 2023.

Por otro lado, se ha comprometido a limitar el uso de datos de usuarios con fines publicitarios digitales, confirmando que no discriminará a sus rivales.

El plazo, aunque sea largo, ya enfrenta las críticas de miles de empresas y entidades que califican a FLoC de una idea terrorífica. Desde su anuncio, muchas empresas se han preocupado por lo que pueda suceder en internet, pues Google Chrome se ha posicionado como uno de los navegadores más usados en años. Pero si hay algo que Google debe tener en cuenta, ya que puede ser un obstáculo importante, es la Comisión Europea.

No hay que olvidar que este anuncio llega en un momento en el que Google tiene una gran presión judicial. Su investigación por monopolio de la Comisión Europea es la última noticia que sabemos.

¿Estaremos ante el final de la gran era de las cookies? ¿Conseguirá Google eliminarlas por completo para finales de 2023 de su famoso navegador? Por el momento tendremos que esperar y ver cómo evoluciona el mercado, y si el resto de plataformas y navegadores consiguen adaptarse o reman a contracorriente.

¡Estate muy atento a todas las novedades de nuestro blog!

[Total: 1   Promedio: 5/5]