Cómo optimizar imágenes para una página web

CÓMO OPTIMIZAR IMÁGENES PARA UNA PÁGINA WEB

En el diseño y desarrollo de una página web es fundamental la utilización de imágenes atractivas  que potencien y  reafirmen la imagen de marca. Un diseño  que utilice imágenes impactantes puede convertirse en un elemento que retenga al visitante de nuestra web, reduciendo con ello el porcentaje de rebote. Cuidar la selección de imágenes utilizadas en nuestra página conseguirá marcar la diferencia con la competencia. Descubre en esta guía cómo optimizar imágenes para una página web de la forma más adecuada.

¿Porqué es necesario optimizar las imágenes en una web?

Si utilizamos fotografías propias, realizadas con nuestra cámara o móvil, la calidad y el peso de estas por defecto, será muy superior al necesario para incorporar en una página web. Si a la hora de la impresión de una imagen es esencial mantener en lo posible la calidad del archivo original para obtener los mejores resultados, en pantalla y en el mundo online lo esencial será optimizar la imagen.

Conseguir que todas las fotografías y gráficos que aparecen en un nuestra web estén optimizados, que puedan verse en segundos y, además, sin importar el dispositivo y la calidad de la conexión del usuario, nos permitirá reducir los tiempos de carga general de la web y también conseguiremos que las imágenes se muestren  de forma más rápida al usuario que está navegando.  Esta mejora de la experiencia de usuario hará que se mantengan más tiempo en la página y no se escape ante la espera en la carga de información.

Optimizar las imágenes de forma adecuada conseguirá que el servidor web donde se aloja la página tenga más espacio libre y de esa manera funcione con más ligereza y rapidez.

El posicionamiento natural también se beneficiará, el algoritmo de Google tiene en cuenta el estado de las imágenes valorando de manera positiva su optimización.

¿Cómo optimizar imágenes para una página web?

Para conseguir optimizar las imágenes será necesario  tener en cuenta el formato, dimensiones y peso de cada archivo.

El formato de imagen hace referencia a la extensión o tipo de archivo en el que guardamos cada imagen. Los más habituales en el diseño web es el formato JPG o PNG. El formato jpg, será el más adecuado para fotografías o imágenes fullscreen (imágenes que ocupan toda la pantalla)  y con mucho color, ya que pesan menos y permite una mejor compresión. Los PNGS,  en cambio, los reservaremos para iconos, logotipos  o imágenes que necesiten un fondo trasparente, ya que es un formato sin pérdida y serán más pesadas.

Las dimensiones de la imagen es otro aspecto importante. Será necesario tener en cuenta el diseño de la página. De esta manera no utilizaremos el mismo tamaño si se trata de una fotografía que cubra toda la pantalla o si la imagen la vamos a incorporar en la última noticia de nuestro blog. En general, nuestra recomendación es no superar en altura los 700px y una resolución de 72ppp.

Respecto al peso, muy ligado con la calidad de la imagen,  será otro de los ingredientes fundamentales. En el mundo digital el peso se mide en bytes.  Nuestra recomendación: que en ningún caso supere un tamaño máximo de 700kbs, y en general, que el peso de las fotografías se encuentren entre los 150-250kilobytes.

Herramientas para optimizar las imágenes

Para jugar con estos tres elementos  existen diferentes herramientas, quizás ya conoces programas como de edición de imagen como Photoshop, que requieren ciertos conocimientos para editar el tamaño o modificar el peso de la imagen al guardar el archivo o Gimp, de muy similares características pero libre y gratuito, que puedes descargarlo en su web.

Si tus conocimientos son más limitados existen otras herramientas online, como Canva, que te dejará editar las imágenes al tamaño adecuado de una forma bastante sencilla (además de ser una potente herramienta de diseño).

También podrás utilizar herramientas que te ayuden a comprimir el peso de tus imágenes como las que encontrarás en las páginas compresspng.com o compressjpeg.com que te permiten subir el archivo y comprimir consiguiendo el equilibrio perfecto entre la calidad y el peso, indicando, incluso, el porcentaje de reducción conseguido.

En el caso de que tu página web esté creada sobre el CMS de WordPress y quieres optimizar las imágenes que ya están alojadas en la web,  si solo cuentas con unas pocas fotografías podrás sustituirlas de forma manual. Pero si tu página tiene muchas secciones con galerías de fotografías o gráficos  la instalación y configuración de un plugin que automatice esta labor, como Wp Smush, será la mejor elección.

¿Necesitas una imagen profesional?

Puedes contar con el equipo de diseño de Prisma Imagen y Diseño. Somos expertos en imagen y diseño gráfico en Oviedo, Gijón y Avilés. Ponte en contacto a través del formulario o llamando al 985 565 867984 836 842. Solicita ahora tu cita sin compromiso. Confía en los mejores.

 

¡Síguenos en Instagram!

Cómo optimizar imágenes para una página web
[Total: 2   Promedio: 5/5]