ANIMALES EN TU LOGO

Los chinos asignan uno a cada año. Para  los antiguos chamanes todos albergamos el espíritu de alguno…

Pero, si su empresa fuese un animal ¿Cuál sería?
Resulta una obviedad recordar lo mucho – y no siempre bueno – que un logotipo puede decir de nuestra marca o empresa. Pero hay veces en que media una gran distancia entre lo que nos gustaría decir y lo que realmente comunicamos (o no) con nuestro logo y eso puede resultar desastroso.

Hoy analizaremos el efecto que puede tener integrar en nuestro anagrama figuras de animales.
Con este recurso lograremos que nuestra marca sea recordada fácilmente y podremos transmitir  los valores de nuestra empresa asociados al comportamiento y carácter de dicho animal. Cuestión de atavismo y de la más simple asociación de ideas quizás, pero el caso es que funciona más habitualmente de lo que creemos.

Por eso a veces es mejor dejarse de estilizadas alegorías y sutiles abstracciones, y optar por la fuerza bruta, en el sentido zoológico del término, como ya hicieran Ferrari o Lacoste
Fuerza, agilidad, cercanía, lealtad, velocidad…son valores fácilmente representados por ciertos animales.Y cada especie posee los suyos

¿Con cuál te asociarías tú?



Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar