A PARTIR DEL 21 DE ABRIL GOOGLE PENALIZARÁ A LAS WEBS NO RESPONSIVAS

Es un hecho. Ya no se trata de es uno de esos rumores que corren acerca de los cambios que Google introduce periódicamente en su algoritmo de búsquedas. Esta vez es oficial.

Por primera vez Google advierte pública y directamente un factor que afecta – en este caso negativamente – al posicionamiento natural de las páginas web.  A través de su Blog Oficial de Herramientas  para Administradores Web, desde el pasado 26 de febrero, Google anunciaba que aquellas páginas que no cuenten con un diseño web  responsive – es decir, adaptado para su correcta visualización en dispositivos móviles – a partir del 21 de abril perderán posiciones frente a aquellas que si tengan un diseño adaptado a móviles y tablets.  Aquí tenéis el enlace.

Es un secreto a voces que Google, desde las últimas actualizaciones de su algoritmo, viene favoreciendo a la páginas web con diseño optimizado para dispositivos móviles. Lo novedoso es que lo diga abiertamente y que ponga fecha a su ultimátum a aquellas webs no responsive: el 21 de abril. Hasta ahora Google actuaba como un misterioso oráculo del que apenas emanaba algún que otro oscuro vaticinio de difícil interpretación para los no iniciados. Sin embargo este anuncio hace sospechar de un iminente cambio  en su algoritmo con efectos drásticos sobre el posicionamiento de aquellas webs no optimizadas para móviles. Es como si los ingenieros de Google pretendieran curarse en salud con una especie de “Te lo dije, chaval” que evite reacciones airadas posteriores.

En todo caso parece claro que a partir del 21 de abril las páginas webs con diseño no optimizado para móviles se verán claramente perjudicadas. Obviamente no desaparecerán del buscador, como sucede con aquellas páginas incluidas en la temible “lista negra” de Google, pero sí verán cómo se sitúan por delante de ellas otras páginas más recientes, incluso con peores contenidos o menor popularidad.

Las razones de Google parecen residir en primar la experiencia de usuario como un valor a destacar. Y el hecho es que continúa imparable el ascenso del tráfico web generado desde dispositivos móviles en los últimos dos años. Desconocer este hecho supondría crear una brecha entre usuarios de sobremesa y usuarios móviles que a muy pocos interesa. Y es que según datos del INE  para 2014 y  por vez primera, el principal tipo de conexión a Internet por banda ancha es la conexión móvil a través de un dispositivo de mano con un 67,2% de los hogares españoles con acceso a través de este tipo de dispositivos.

La primera pregunta sería ¿Cómo saber si mi web está optimizada para dispositivos móviles?.Google también ha pensado en ello. Basta introducir la URL  de tu web en esta herramienta y lo sabrás inmediatamente.

La segunda ¿Que distingue a una web con diseño responsive de otra? Pues básicamente 5 puntos

  1. Ventana gráfica ajustable a la pantalla del dispositivo
  2. Fuentes adaptables para una mejor lectura, aún en pantallas pequeñas
  3. Elementos bien separados de otros elementos táctiles. Por ejemplo, botones.
  4. Diseño visual y movimiento optimizado para móviles
  5. Fluidez del contenido, evitando que los usuarios tengan que desplazarse horizontalmente para poder verlo en su totalidad.

Si cumple con estos 5 requisitos estamos ante un diseño web responsive.

De todo esto se deduce que la opción más razonable – y casi obligada – parece la actualización al diseño responsive antes del 21 de abril, pues lo contrario supondría perder la visibilidad de facto de nuestra web frente a la competencia. Y como Google se encarga de recordarnos: en Internet, si no te ven no existes.



A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar